viernes, 18 de marzo de 2016

Bella Durmiente

Despertó. Tenía un terrible dolor de cabeza. La boca pastosa por el alcohol, el tabaco rancio y un regusto ácido. Se levantó con dificultad y fue al baño tambaleante. Orinó mirándose las rodillas; en los muslos, un reguero de semen reseco. No, por favor, no me jodas, otra vez no. El papel higiénico arrastró arena que le arañó el culo y el sexo. Se sacudió con rabia y cayeron las diminutas conchas que estaban adheridas a sus ingles, pequeñas oportunistas de un naufragio (...)

Eugène Thivier

Resto de relato en este enlace


jueves, 3 de marzo de 2016

Cuentos de hadas

Un año ya desde que escribí esta "paja mental" para La magia de los sentidos. Cómo pasa el tiempo...
Si queréis leerla, pinchad aquí. 

Desconozco el autor